sábado, 20 de septiembre de 2014

Poema de final de verano

                                                                                                Foto: Alicia Andrés



El silencio meditabundo que precede a octubre, buscar las últimas franjas de calor, el aguacero que nos sorprende al final de la senda, la luz inconfundible de final del verano, que da en la quietud de los patios y se cuela en las grietas de las tinajas...    

 

 
     

                             Nostalgia

 

                         Cuando acaba el estío,

su artificial frescura de aspersores

deja un girasol seco de duda

en esos intervalos de silencio

que tienen los amantes

cuando se observan en el desayuno

y uno de ellos piensa en las tinajas

rebosantes de aceite en algún patio

de su país natal o en ese bosque

donde transcurre un día pasajero.

 

 

                                                                                  © Verónica Aranda

                                                     De Cortes de luz, Madrid, Rialp, 2010






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada