sábado, 6 de febrero de 2016

En el centenario de la muerte de Rubén Darío




Hoy se cumple el centenario de la muerte de Rubén Darío (1867-1916), el máximo representante del Modernismo literario en lengua española.  Os dejo un poema que dedicó a una bailarina exótica y legendaria de principios del siglo XX, Tórtola Valencia, admirada por escritores e intelectuales de la época:   



La bailarina de los pies desnudos


Iba en un paso rítmico y felino
a avances dulces, ágiles o rudos,
con algo de animal y de felino
la bailarina de los pies desnudos.



Su falda era la falda de las rosas,
en sus pechos había dos escudos...
Constelada de casos y de cosas...
La bailarina de los pies desnudos.



Bajaban mil deleites de los senos
hacia la perla hundida del ombligo,
e iniciaban propósitos obscenos
azúcares de fresa y miel de higo.


A un lado de la silla gestatoria
estaban mis bufones y mis mudos...
¡Y era toda Setene y Anactoria
la bailarina de los pies desnudos!



                                 Rubén Darío


                 Carmen Tórtola Valencia



Y pinchando en este link, podéis escuchar uno de sus poemas más emblemáticos, “Lo fatal”, recitado por la actriz Marisa Paredes:









miércoles, 3 de febrero de 2016

Dos poemas de Café Hafa en francés

Mi agradecimiento al poeta y traductor Rémy Durand por su excelente trabajo.




                            Muerte en Venecia
                                                          
Dejar que el tiempo sea esta evasión
en la sala de cine,
esta mezcla de planos y ciudades de agua,
cuando contamos a desconocidos
una verdad desconcertante
después de haber estado frente al mar,
frente a la duda y la desidia,
frente a amantes que observan a través de biombos.

Esta penumbra del cinematógrafo
nos restituye lo dejado atrás:
un estío remoto, la costumbre
de ascender las colinas de gladiolos salvajes
donde te revolvía los cabellos.

Aschenbach come fresas,
el tinte le chorrea por las sienes,
su delirio está hecho de música y efebos.
Busca el último soplo de embriaguez.
Pasa a cámara lenta la Belleza.

v   

Mort à Venise
                                                          
Laisser au temps devenir cette évasion
au cinéma,
ce mélange de cartes et de villes aquatiques
quand nous racontons à des inconnus
une vérité déconcertante
après avoir été face à la mer,
face au doute et à l’apathie, 
face à des amants qui observent à travers des paravents. 

Cette ombre du cinématographe
nous restitue ce que nous avons laissé derrière nous :
un été lointain, l’habitude
de monter sur les collines aux glaïeuls sauvages 
où je te décoiffais.

Aschenbach mange des fraises,
La teinture coule sur ses tempes 
son délire est fait de musique et d’éphèbes.
Il cherche la dernière bouffée d’ivresse.
La beauté passe au ralenti.

                              

Café Mabrouk, Tánger





Elijo la quietud,

aquella metafísica que gira

en torno a las teteras,

donde hay un tiempo líquido, humeante

que transcurre entre juegos de tahúr.



El tiempo medieval de relojes de arena

y de los matemáticos.



El tiempo en que el joyero corta láminas de ámbar

y el comerciante es verbo y oratoria,

entre los cofres y la platería

y gargantillas bereberes.



El tiempo de la muerte

que pasa por el zoco en parihuelas,

del amante que busca manchas de nacimiento

como revelaciones.



El tiempo en que te escondes

y te imagino en una casa antigua

donde entra poca luz

y retumba el bullicio

del sur de la medina.

           

Bajo uno de los arcos,

la imprecación de los mendigos.

Recuerdos de una tarde en Udaipur.



El perfumero mezcla

lilas y bergamota.



v   



Café Mabrouk, Tanger



Je choisis le calme,

métaphysique qui tourne

autour des théières fumantes,

là se trouve un temps liquide

qui s’écoule entre les jeux de tahur.  



Le temps médiéval de sabliers 

et des mathématiciens.



Le temps où le bijoutier découpe des feuilles d’ambre 

où le commerçant est verbe et éloquence,

entre coffres et argenterie

et colliers berbères.



Le temps de la mort

qui passe dans le zouk sur des brancards,

celui de l’amant qui cherche des taches de naissance

comme des révélations.



Le temps où tu te caches

et je te vois dans une ancienne maison

où pénètre peu de lumière

et où retentit le vacarme

du sud de la médina.

           

Sous l’une des arches

l’imprécation des mendiants.

Souvenirs d’une après-midi à Udaipur.



Le parfumeur mélange

lilas et bergamote.







© Verónica Aranda

                                              

                                                           © Traducción: Rémy Durand              

domingo, 31 de enero de 2016

Presentación de Café Hafa en Málaga, 10 de febrero

Café Hafa vuelve al sur:




 “Muchas veces pienso que Tánger era un estado de ánimo y que probablemente se instala para siempre en esa parte un poco fantasmal de la memoria en la que algunas personas no sabemos lo que fue verdad de lo que fue mentira.”

                                                                                                      EDUARDO HARO TECGLEN


jueves, 21 de enero de 2016

Dos poemas de Joana Serrado


                                                        Fotos: Alicia Andrés
                                       (Café O Botequim, Graça, Lisboa)

JOANA SERRADO (Coimbra, Portugal, 1979)
1.
Doem-me os cafés da minha cidade
os que fecham ao domingo
os que fecham para obras
os que fecham para férias
os que fecham indefinidamente

os que fecham por fechar
os que não precisam de fechar e se trespassam trespassando-me.

Sei que vou morrer com eles, sei que vou morrer sem eles.

Sei que o teu corpo é um corpo perecível, corruptível.
Sinto a tua morte nos meus ossos e não consigo salvar-te.
A tua frigidez, a tua alvura apodrecida
a maneira como os teus maxilares se adormecem um no outro.

Só o perfume das violetas que brotam do teu corpo me faz acalmar.

Dói-me a cidade que escolhi para morrer.
Não tenho lugar para escrever um poema de amor.

1.

Me duelen los cafés de mi ciudad
los que cierran los domingos
los que cierran por obras
los que cierran por vacaciones
los que cierran de forma indefinida

los que cierran por cerrar
los que no necesitan cerrar y se traspasan traspasándome.

Sé que voy a morir con ellos, sé que voy a morir sin ellos.

Sé que tu cuerpo es un cuerpo perecedero, corruptible.
Siento tu muerte en mis huesos y no consigo salvarte.
Tu frigidez, tu pureza pervertida
la forma en que tus maxilares se adormecen el uno sobre el otro.

Sólo el perfume de las violetas que brotan de tu cuerpo me calma.

Me duele la ciudad que escogí para morir.
No tengo sitio para escribir un poema de amor.


OS ESTATUTOS DO AMOR

1. (Direito à Possibilidade)
Que todo o abraço seja tão contundente como o teu olhar.
Que todo o olhar seja tão emergente como a tua palavra.
Que toda a palavra seja tão urgente como a tua mão nos meus cabelos.

2. (Direito ao Espaço e ao Tempo)
Que haja tempo em bloco e não ruptura de tempo.
Que a minha ilha seja teu porto e teu porto nos seja santo.
Que a comunhão se faça tanto no beijo como no silêncio.

3. (Direito à Fecundidade)
Que do teu umbigo nasçam flores com seiva de primavera.
Que eu possa viver do seu perfume e sobreviver à sua acidez sem as desflorar.
Que o prazer não precisa de extrema-unção mas que a unção do prazer seja extrema.

4. (Direito à Perfeição)
Que a palavra “amor” nunca seja proferida em vão.
Que o amor venha já feito, perfeito e não por fazer.

LOS ESTATUTOS DEL AMOR

1.      (Derecho a la Posibilidad)
Que todo abrazo sea tan contundente como tu mirada.
Que toda mirada sea tan emergente como tu palabra.
Que toda palabra sea tan urgente como tu mano en mis cabellos.

2.      (Derecho al Espacio y el Tiempo)
Que haya tiempo en bloque y no ruptura de tiempo.
Que mi isla sea tu puerto y tu puerto nos sea santo.
Que se haga la comunión tanto en el beso como en el silencio.

3.      (Derecho a la Fecundidad)
Que de tu ombligo nazcan flores como savia de primavera.
Que pueda vivir de su perfume y sobrevivir a su acidez sin desflorarlas.
Que el placer no precise de la extrema unción pero que la unción del placer sea extrema.

4.      (Derecho a la perfección)
Que la palabra “amor” nunca sea pronunciada en vano.
Que el amor ya venga hecho, perfecto, no por hacer.

                                   © Poemas: Joana Serrado
                                  
                                   © Traducciones: Verónica Aranda



martes, 19 de enero de 2016

Inside the shell of the tortoise



Tras una pequeña pausa, comenzamos el nuevo año bloguero "dentro del caparazón de la tortuga". Así se titula mi nuevo libro, Inside the Shell of the Tortoise, una antología de poemas escritos en India y Nepal que acaba de salir en Delhi, en la editorial Nirala, en versión bilingüe inglés-español. Y con algunos ejemplares de la edición en tapa dura. Desde aquí, mi agradecimiento a la traductora del libro, Claudia Routon (profesora de la Universidad de Dakota del Norte) por su excelente trabajo y a Yuyutsu Sharma por hacer posible este proyecto.

Poesía Nómada ya ha llegado a 100 seguidores. Gracias a todos los que me leéis y a los que me habéis seguido entrada tras entrada a lo largo de estos años. Mis mejores deseos para 2016.

Os dejo un par de poemas del libro:


Desapego



He sido fugitiva del amor.

Sacrifiqué los besos más furtivos

por subirme a los trenes procedentes

de destinos maléficos. Lo explica

también la arquitectura cuyos arcos

ponen piedra arenisca en mis pisadas

y cúpulas de estuco y de renuncia

por donde entra la luz del desapego.




Detachment



I was a fugitive of love.

I gave up those sly secret kisses

to ride trains

from cursed places. Architecture

also persuades—arches

with sandstone steps at my feet

and stucco domes, yielding domes

filtering the light of detachment.




Reclusión



Una mujer está asando batatas

con los rescoldos de la lumbre.

Por su pelo aceitado caen acordes de sitar.

Cada pliegue del sari con que cubre su vientre

anuncia la matriz, la reclusión.



Se puede confundir el tintineo de ajorcas

con el de la llovizna.

Canta y en cada nota la quietud

converge en la tahona que olía a albaricoques.

Canta y fragmenta vértice o frontera.



La noche es una herida de colmillos de mono

y empieza a supurar.




Confinement



A woman is roasting sweet potatoes

in the embers of the fire.

Sounds of the sitar fall through her oiled hair.

Each fold of the sari covering her belly

announces her womb, her confinement.



How easy to confuse a tinkling anklet

with the dripping rain.

With every note she sings serenity,

an echo to the apricot smells of the bakery.

She sings and cracks vertex and boundary.



The night is a gnawed gash from a monkey maw,

and it festers.




                             
                                 © Poemas: Verónica Aranda

                                © Traducciones: Claudia Routon

domingo, 13 de diciembre de 2015

Festival Poético, 16 de diciembre

Último recital del año, y además benéfico (por el pueblo saharaui), y muy bien acompañada:
¿Os animáis?
 



Os dejo un poema de María Antonia Ortega:
 
EL RETRATO DE MIS PADRES JÓVENES, MI DIOS

Mis padres se doblaron con la luz de la tarde, plegándose como las sillas de lona a rayas del emparrado.
Ah, mis padres eran todavía demasiado jóvenes y bellos para resignarse. Nací de su entusiasmo.
Ahora vuelvo a la casa de mis abuelos, a la Casa del tiempo: su latido todavía como un niño jugando al escondite inglés en la eternidad, intercambiando para su álbum de cromos el paso de las horas por el compás de unos remos. La casa de los abuelos es ahora un arado flotando en el mar. Después de tanto tiempo, ¿me reconocerán, sabrán quién soy, ahora que el huerto está abandonado, y hay en él más pájaros que flores?
Porque no me he reproducido multiplicándome, sino dividiéndome sin fin, sin fin, en círculos concéntricos hacia dentro.
No he vuelto a la casa del padre, sino a la de los abuelos, más lejos todavía.
Quede mi memoria, abuelos, aunque sea de forma efímera, entre las ondas del agua como una corona de flores o un ramo de novia deshaciéndose, y no sobre las huellas del barro seco.
No he dado muerte, no he dado vida, no he dado muerte, no he transmitido la condición mortal; pero este camino es también largo como el de las generaciones, y se refleja en algunos rostros como los padres en los hijos. Escribo poesía, escribo poesía porque he salvado así la vida de mis hijos.



                                           © María Antonia Ortega

                                             De El emparrado (Colección Eme de poesía), Ediciones La Palma, 2014
Este poemario de María Antonia estuvo nominado al Premio Nacional de Poesía en 2015. Es uno de los libros más deslumbrantes que he leído en los últimos tiempos. Por su teoría de la no maternidad, de "desvivirse", por su concepción de la soledad como desarrollo pleno, por el regreso edénico a la infancia y a la tierra, simbolizadas en la casa de sus abuelos, porque la autora ha alcanzado el nirvana con este libro. 

jueves, 10 de diciembre de 2015

ANTOLOGÍA Y RECITAL SOLIDARIO POR NEPAL, 14D


El lunes 14 de diciembre participo en este acto solidario. Parte de las ventas de la antología irán destinadas a la ONG "Creciendo en Nepal" :

Presentación de “NEcesarias PALabras-Antología Solidaria por Nepal” , UNARIA EDICIONES (Premio al proyecto solidario)

 LUNES, 14 DICIEMBRE, 19.30H 
AUDITORIO DEL CENTRO DE POESÍA JOSÉ HIERRO
C/ José Hierro 7, Getafe, Madrid
NEcesarias PALabras-Antología Solidaria por Nepal, publicado por UNARIA EDICIONES, recoge los poemas y relatos de más de cuarenta autores solidarios. Este proyecto nace tras el Festival Solidario de Poetas y Artistas por Nepal, que se celebró en el Ateneo de Madrid, el  pasado mes de mayo, en solidaridad con los terremotos sufridos por este País, durante el mes de abril-2015, y cuya recaudación, fue para la asociación “Creciendo en Nepal” que gestiona escuelas-residencias para niñas y niños huérfanos nepalíes.

Tras el festival, la poeta Chelo de la Torre y Asunción Caballero (gestora de eventos solidarios), impulsaron la creación de esta Antología coordinando a las cuarenta y cuatro autoras y autores que participan en la misma, obteniendo la colaboración y coordinación de Lucrecia López Guirao, maestra y poeta, para que su alumnado (entre cinco y ocho años de edad), realizara los dibujos  que ilustran el libro.

Tras más de siete meses de trabajo, y gracias también a la solidaridad de la poeta y editora Amelia Díaz Benlluire, de UNARIA EDICIONES, este proyecto es hoy una realidad cuya presentación tenemos el inmenso placer de acoger en la Fundación Centro de Poesía José Hierro. Contaremos con la presencia de Karma Tempa, presidente de “Creciendo en Nepal”, así como con más de la mitad de las autoras/res que conforman la obra y que leerán personalmente, sus poemas y relatos solidarios.
ELLOS SIGUEN SUFRIENDO, NOSOTROS SEGUIMOS APOYANDO
Os esperamos.

Autores/ras confirmados:
Ana Isabel Trigo; Antonio Capilla; Dragos Cosmin Popa; Elena Romero; Estrella Cuadrado Morgado; Gabi Nan; José Enrique Alonso; Laura Olalla Olwid; Luis Miguel Sánchez; Marisol Huertas Niembro; María Victoria Caro Bernal; Mercedes Dueñas; Nieves Gallardo Cañaveras; Oskar Rodrigáñez; Paco Mateos; Pilar García Orgaz; Pilar S. Tardcuchy; Rafael Luna García;  Rocío Biedman; Rosa María Berlanga Benito; Rosario Miloro Costas y Verónica Aranda, entre otros.


Os dejo un poema que forma parte de la antología, de Yuyutsu RD Sharma, poeta nepalí. Pertenece a su libro en proceso "Quaking Cantos" (Poemas del terremoto de Nepal):


TWISTED GALAXIES

My bed shakes

as I prepare to reclaim


fractured

fragments of my sleep


punctured

by shrill chorus


of Monsoon

cicadas and frogs


coming

from a sullied earth…


Icons of loss

and lament shine


in the cracks

of debased glaciers


beguiled stars

of our twisted galaxies.


                                                      © Yuyutsu RD Sharma



PERVERSAS GALAXIAS

                                             

 Tiembla mi cama

mientras me dispongo a recuperar


fracturados

fragmentos de mi sueño


perforado

por un coro estridente


de cigarras y ranas

del monzón


que emergen

de una tierra mancillada...


Brillan símbolos

de pérdida y lamento


en las grietas

de los glaciares rotos


estrellas hechizadas

de nuestras perversas galaxias.


                                              © Traducción: Verónica Aranda