miércoles, 1 de abril de 2015

Foto poema de Juliana Corbelli (Argentina)

La última pata

“La belleza se manifiesta con una leve asimetría en 

las proporciones” (Leonardo Da Vinci)

“Toda espiral provoca una ley de crecimiento” (La 

divina proporción, Ghyka)




(Fotografía tomada en la casa del escritor Haroldo Conti)

 Un día de estos un buen día de estos la susodicha se evidencia cierta mejor necesaria precisa ¡Qué va! Se pone pésima pese al perdón de pensar que no tanto puede incluso que nadie ni idea ni hablar. No porque muy de mañana es más tarde mejor dicho Mengana la mayor parte de llegar a ser lo que se dice la única parte la manera en que jamás. Igualmente  hace falta hace poco. Fulana, gracias generalmente están en contra del esto es es más del érase una vez y enseguida se echa a donde quiera que ¿desde cuándo? Desde hace rato desde luego de un momento a otro de una vez por todas de acuerdo. ¿Da algo? Creer que sí de súbito considerando que como mucho casi nunca bueno bastantes veces alrededor de alguien algo más se alegra de algo ahí. Acaba de ver si a la Harolda a fuerza de intrepidez trastoca la maniobra a las potencias sucesivas permanecerá se extenderá hacia lo insospechado en lugar de despojarse de su propia tierra Harolda, la divina proporción.

                             
                                                                                                   © Juliana Corbelli

jueves, 26 de marzo de 2015

Laberinto, 1º Premio de Poesía del Casino ferrolano-Tenis club

                                                                     Foto: Alicia Andrés



 LABERINTO                                                         
(Primer Premio en el Concurso de Poesía del Casino Ferrolano-Tenis Club 2015)
          
             I 
   (Medina de Fez)      

Puede arrastrar el mundo
toda su crueldad y sus orugas,
carniceros que afeitan cien cabezas de vaca
en un rincón perdido de la tarde.

¿Cómo será ser ciego dentro del laberinto?
¿Cómo será ir tentando el dédalo de calles,
esa cal infinita que transcurre intramuros,
sin ver la luz de cobre que lacera
desde la plaza de los latoneros?

Esta ciudad no acaba de un modo desigual.
Amamos en un tiempo de epopeya
dentro de las murallas,
dentro de esos espacios confinados
donde la piel invoca un tiempo tácito, 
ojival vuelo de estorninos
para la profecía.


              II
(Medina de Azzemour)

Estuvimos muy cerca;
faltó alinear palabras,
faltó la claridad a pleno día
dentro del laberinto,
la calle sin salida donde asoman los gatos
y hay un intenso aroma
a comino molido.

En aquella ciudad de muros desconchados
por el sol y el salitre,
manos ajadas exprimían limas.

Detuve el mediodía en aquel río
donde chapoteaban los eunucos,
y dio comienzo el soliloquio,
el vuelo de gaviotas de alas húmedas.

Por las aldabas salpicaba el mar.



               III
(Medina de Xauen)
                       
Lo que queda en suspense,
lo que suma el azul y el entramado
de escaleras añil,
lo que no sucedió en ciudades de paso,
zaguanes que esconden
idéntico secreto a los glaciares.
           
Doy testimonio de la claridad,
del mediodía que se vierte
en cubos de naranjas
cerca de los molinos harineros.

No se explica este azul, los saltos de agua,   
sin la mística de una calle en cuesta
donde una campesina esparce hierbaluisa.     


           


                                              


martes, 17 de marzo de 2015

Grabación del espectáculo "Poesía en el Corral. Explorar el futuro desde el verso"


Pinchando en este link podéis ver el vídeo del recital-espectáculo "Explorar el futuro desde el verso", que tuvo lugar en el Corral de Comedias de Alcalá de Henares el 11 de marzo, y donde los poemas se fusionaron con distintas disciplinas artísticas:

https://www.youtube.com/watch?v=8trbTiQ3xYM&feature=youtu.be







viernes, 13 de marzo de 2015

Tres poemas de Ana Paula Inácio

                                                                                    © Foto: Alicia Andrés

ANA PAULA INÁCIO (Oporto, 1966), pertenece a la generación poética portuguesa de los años 90. Es un poeta en fuga, austera, pura materia verbal.


a horas incertas
e nunca estou em casa
quando o carteiro passa.
Hoje, abriu a primeira flor
e eu disse é um sinal.
Olho em volta: estou só
trago esta sombra comigo.


         
Los milagros suceden
a horas inciertas
y nunca estoy en casa
cuando el cartero pasa.
Hoy, se ha abierto la primera flor
y dije, es una señal.
Miro a mi alrededor: estoy sola
traigo esta sombra conmigo.



      ***


Amanhã vou comprar umas calças vermelhas
porque não tenho rigorosamente nada a perder:
contei, um a um, todos os degraus
sei quantas voltas dei à chave,
sublinhei as frases importantes,
aparei os cedros,
fechei em código toda a escrita.

Amanhã comprarei calças vermelhas
fixarei o calendário agrícola
afiarei as facas
ensaiarei um número
abrirei o livro na mesma página
descobrirei alguma pista.


Mañana voy a comprar unos pantalones rojos
porque no tengo absolutamente nada que perder:
conté, uno a uno, todos los escalones
ni sé cuántas vueltas de llave di,
subrayé las frases importantes,
recorté los cedros,
cerré con código toda la escritura.
Mañana compraré pantalones rojos
fijaré el calendario agrícola
afilaré los cuchillos
ensayaré un número
abriré un libro en la misma página

descubriré alguna pista.


      ***

deixa o tempo fazer o resto
fechar janelas
aplacar os barcos
recolher os víveres
semear a sorte
acender o fogo
esperar a ceia

abre as portas: lê a luz
a sombra, a arte do passarinheiro

com três paus
fazes uma canoa
com quatro tens um verso,
deixa o tempo fazer o resto.




Deja que el tiempo haga el resto
cerrar ventanas
aplacar los barcos
recoger los víveres
sembrar la suerte
encender el fuego
esperar la cena

abre las puertas: lee la luz
la sombra, el arte del cazador de aves

con tres palos
haces una canoa
con cuatro tienes un verso,
deja que el tiempo haga el resto.

                                                           © Poemas: Ana Paula Inácio

                                                           © Traducciones: Verónica Aranda

miércoles, 11 de marzo de 2015

Almendros en flor (Quinta de los molinos, Madrid)

                                                                                Foto: Verónica Aranda

          I
Sólo el aroma
de la flor del almendro.
Día sin nubes.

        II
Sobrevolando
la pradera de almendros,
tres loros verdes.

        III
Caen lentamente
los pétalos de almendro.
Últimos rayos.


                                       © Verónica Aranda

jueves, 5 de marzo de 2015

Poesía en el Corral (Alcalá de Henares)


Explorar el futuro desde el verso:

Verónica Aranda y Andrés Catalán

11 de marzo de 2015 Miércoles, 19:30 h.

Corral de comedias, Plaza Cervantes, 15. Alcalá de Henares (Madrid)

ENTRADA GRATUITA hasta completar el aforo

Sinopsis: El objeto como punto de unión de dos voces de la joven poesía española contemporánea. Dos poetas, dos universos asonantes en los que los objetos rememoran lugares, aromas, sensaciones, o donde la presencia del objeto se nos revela como materia inerte llena de aristas y significantes. La forma, la evocación, el estatismo o la memoria como sujetos activos de un estudio preliminar a la emoción. 
                                                                                (Sergio Barreiro, director de escena).


 El espectáculo incluirá recitado, teatro, audiovisuales, música de saxofón y pintura.



Poetas: Verónica Aranda y Andrés Catalán

Director: Sergio Barreiro

Actor: Gabriel García

Saxofón: Jesús Serrano Valero

Percusión: Bruno Carrasco

Obra gráfica: Jairo Alfonso Castellano y Daniel Dacio García Fernández

Compositor: Alejandro Frómeta


Audiovisuales: Diego Fernández Gonzalo


Entre las proyecciones, habrá planos como este, y un pequeño itinerario por los objetos, postales, tonalidades y recuerdos de mis viajes y estancias. ¡Muchas gracias a todo el equipo!




viernes, 27 de febrero de 2015

Tres poemas de Zurelys López Amaya (Cuba)

                                Con Zurelys en el Centro Cultural Dulce María Loynaz, La Habana
                                 (Feria del Libro, 2015)

Vuelvo feliz de La Habana y con la maleta llena de libros, revistas y otros tesoros.  Iré colgando poemas y haikus de poetas cubanos que he ido descubriendo durante la Feria del libro y el Encuentro de jóvenes escritores iberoamericanos. Ha sido una gran experiencia participar y sumergirme en la vida cultural cubana.
Empiezo con Zurelys López Amaya, una de las voces más genuinas de la literatura cubana actual; mi hermana en la poesía. Este año publicaremos a cuatro manos un poemario en Colombia, con ediciones Corazón de mango. Estos textos son bastante representativos de su poética, que sigue una línea filosófica, existencial con interesantes reminiscencias pessoanas y orientales:

¡Gracias por estos días!


ZURELYS LÓPEZ AMAYA (La Habana, 1967)

El viaje es apenas un movimiento

Voy hacia el tren que disipa mi círculo. El círculo es marcado por el hábito de no salir hacia el exterior, hacia luces diferentes que mueven el cuerpo. Es difícil conformarse, guardar el deseo, el tiempo que llevamos en la orilla donde el ave deja sus huevos y emigra en retorno incesante. Casi nunca salgo de la Habana. Me sumerjo entre caracoles dispersos que respiran la sal de cada día, como pez que mira temeroso el símbolo distante. Aparto el frágil discurso. Extraño la isla con sus muros y ciénagas. Ellos soportan la huella del caminante y del animal. No sueño despierta sobre la isla. Salgo hacia la ventana y miro la Plaza de siempre con su brillo empinado. Miro el infinito de los hombres. Recorro sus costas con la ternura del que llora y cree en el mañana. Pienso en el color de mi sangre, inmersa y repetida por los años, revolviéndose en mi cuello hasta sentir que no se zafa uno de la isla, que no abandonamos la bandera por los sueños de conocer el mundo. La isla es el sueño marcado del que añora.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Navegación
el sueño es ver las cosas invisibles...
                              Fernando Pessoa


Los puertos son las huellas del caminante que sostiene su esfera. Nada puede cambiar los ojos hacia el puerto. Él mira hacia los barcos con banderas diferentes. Mira el puerto con la tristeza de un caminante. Un niño lo observa detenido en el aire. El hombre mira hacia el vacío. El niño mira a los barcos con banderas diferentes. 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El cazador

Mi sueño es un sueño tímido.
Hay un arco con flecha escondiéndose del árbol,
del venado libre que mueve su esqueleto para no morir.

Venado y yo salimos a conocer el bosque
transitado por arqueros mediocres que desean su carne.

El rey y su riqueza juntan balas para matar elefantes.
Yo no diría rey herido y solo,
inmerso en su juego de matar.
Diría animal sin principios,
hombre- animal que juega a la muerte sin prisa.

Mi sueño es un sueño tímido,
cansado de mirar reyes que matan elefantes.
Prefiero descubrir un ave encerrada en el castillo del rey
que un elefante muerto por el hombre.
La vida sigue su curso,
los reyes disfrutan la muerte de alguien que lanza agua con su trompa
para alegrar a sus crías.
No diría rey herido y solo,
inmerso en su juego de matar.
Diría animal sin principios,
diría palacio de reyes con alfombras y cabezas de toro,
diría dinero malgastado que no cubre el hambre del hambriento.
No gastaría el dinero en matar elefantes para satisfacer un hambre.
Una cosa es dibujar a una boa comiéndose a un elefante
y trasmitir el mensaje de la supervivencia
y otra convertirla en tierra y ceniza.
Exúperi y su príncipe tuvieron un amigo en común.

(Poema publicado en el nº 8 de la Revista Aúrea, diciembre de 2014)

                                                           © Zurelys López Amaya