domingo, 8 de octubre de 2017

Presentación de la antología "Queda la palabra yo" (Poetas colombianas actuales)


Os dejo mi prólogo a la antología:

ROMPER EL CANON

   Queda la palabra yo, es el verso de uno de los poemas más representativos de María Mercedes Carranza, “Sobran las palabras”. Su poética, donde están muy presentes lo lúdico y lo irónico, fue una de las que inauguró la poesía contemporánea en Colombia, país que se caracterizaba por una poesía solemne y metafísica, arraigada en los cánones del clasicismo y que, en las últimas décadas, ha ido dejando ese “culto, nunca exagerado pero sí exclusivo de la literatura europea” del que habla el escritor colombiano William Ospina.[1] La poesía de María Mercedes nos ayuda asimismo a comprender la posición de la mujer en el siglo XX y los rápidos cambios acaecidos a partir de los años 50, en cuanto a su integración laboral y una participación mayor en el ámbito universitario, reflejados a través de una poesía renovadora.
   El objetivo de esta antología es trazar una pequeña panorámica de poetas colombianas nacidas a partir de los años cincuenta, que culmina en la generación más joven, las nacidas a finales de los años ochenta, muchas de ellas inexplicablemente inéditas en España, por lo que vimos muy necesario reunirlas en este libro. Se trata de 17 voces, procedentes de distintas regiones de Colombia, que intentan romper cánones o sobrepasarlos, puesto que nunca fueron aceptadas dentro de un canon masculino, como anota la poeta y antóloga Guiomar Cuesta[2], y que representan, por tanto, la posmodernidad. Hay algunos rasgos en común que unen a estas poetas. Estilísticamente, encontramos un predominio absoluto del verso libre, tan característico de la poesía latinoamericana contemporánea. Además, abunda la función anafórica y una especial atención a la plasticidad.
   Temáticamente, la experimentación va desde lo urbano a la indagación en otras formas de expresar el erotismo, pasando por la naturaleza, con toda su fuerza telúrica o la casa, subtema constante en toda la poesía escrita por mujeres. En muchas autoras es esencial la reflexión sobre el lenguaje y el propio ejercicio de escribir, donde la imagen es reveladora de esencias, transciende el tiempo lineal para buscar ese desvelamiento. Tampoco falta el compromiso social en contra de la barbarie, un compromiso que se inserta dentro del contexto social y político de un país que lleva más de cincuenta años de conflicto armado, con las repercusiones que eso tiene en la sociedad civil, donde las víctimas y los desplazados se cuentan a millares. A la hora de abordar este tema, seguro que muchas de estas autoras tienen en mente el mítico poema de Emilia Ayarza, “A Cali ha llegado la muerte”[3], toda una alegoría del dolor del país.  
   Por último, esta antología es un pequeño homenaje al Encuentro Internacional de mujeres poetas de Cereté, a Lena Reza, a su resistencia y esfuerzo cada año en dar visibilidad a la poesía escrita por mujeres. Ese maravilloso rincón del Caribe colombiano a orillas del Sinú, patria chica de Raúl Gómez Jattin, marca profundamente a todas las poetas que pasamos por allí. Nos dio amplitud de horizontes y otra visión de la poesía, que, en parte, recoge este libro.


                                                                                           Verónica Aranda





[1] Ospina, William: De La Habana a la paz, Random House, Colombia, 2016
[2] Cuesta, Guiomar y Ocampo, Alfredo: Poesía colombiana del siglo XX, escrita por mujeres, Apidama, 2013
[3] Ayarza, Emilia: Voces al mundo, Lumbre, Bogotá, 1957

martes, 3 de octubre de 2017

Presentación de Oblivion de Elizabeth Quila en Madrid CAM



3.

He mordido mis manos hasta dejarla en huesos

he desperdiciado la tinta de mis miedos

hasta que se quedaron sin letras.

Aún así,

mis palabras siguen mencionándote

hasta en el silencio de mis puntos 


4.

 Dispárale a este ciervo que se quedó sin madre


cuando perdió el deseo de tu cuerpo. 

                                    © Elizabeth Quila


lunes, 2 de octubre de 2017

Recital Réquiem de otoño en homenaje a Fernando Sabido, 8oct

Domingo, 8 de octubre, a las 12pm, en el Cementerio de san Justo, Madrid
(Paseo de la ermita, 70) 

En el denominado CEMENTERIO ROMÁNTICO de Madrid (Sacramental de San Justo) tuvo lugar, en diciembre de 2010, un hermosísimo recital protagonizado por 10 mujeres poetas más el poeta FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ, recorriendo las tumbas de los muchos escritores que en él yacen. Dado que nuestro muy querido Fernando nos ha dejado hace muy poco, esas 10 poetas que entonces formamos con él el grupo, trataremos de revivir todo aquello, pero tristemente "in memoriam" de Fernando. A Fernando Sabido debemos, entre otras muchas cosas, un legado antológico impagable, como es la Antología POETAS DE SIGLO XXI compuesta por más de 20.000 poetas hispanohablantes.
Poesía y música serán protagonistas. 
https://poetassigloveintiuno.blogspot.com.es/


                                               Réquiem en 2010


Recital en el Ateneo de Madrid, 6 oct


Premio de poesía Ciudad de Salamanca, nota de prensa

Salamanca, 28 sep (EFE).-
 La madrileña Verónica Aranda ha sido galardonada con el vigésimo premio de Poesía Ciudad de Salamanca, por su obra "Dibujar una isla".
El veredicto del jurado, presidido por Antonio Colinas, ha sido anunciado hoy por el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco.
Aranda, madrileña nacida en 1982, licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense y gestora cultural, es autora de varios poemarios por los que ha recibido diversos premios, ha dicho Mañueco.
Al galardón de Poesía, con una dotación económica de 8.000 euros, han concurrido 220 originales, 205 procedentes de España y el resto de Estados Unidos, Argentina, Colombia, México, Francia, Israel, Perú, Cuba, Chile, Uruguay y Grecia.
Colinas ha destacado de Verónica Aranda su inquietud por la poesía desde muy joven y su afición por los viajes, y de la obra premiada, "Dibujar una isla", ha resaltado que la estética "está en sintonía con todo lo que es el mundo grecolatino" y acompañada de "una gran pureza formal".
"Podemos leer el libro -ha dicho Colinas- como un mapa de Grecia aunque también haya en él dos mundos muy delimitados: uno el de Grecia y el otro el amoroso".
En el apartado de Novela de estos Premios, el galardonado ha sido Ramón Soria, nacido en Jarandilla de la Vera (Cáceres, 1965), aunque afincado en Madrid, escritor, bloguero y antropólogo, y colaborador habitual de la prensa de naturaleza y de gastronomía.
Fernández Mañueco ha elogiado el "prestigio" tanto del jurado como de los premios, y destacado el "compromiso" del Ayuntamiento de Salamanca con la cultura. EFE