martes, 12 de octubre de 2010

Miguel Ángel Velasco (1963-2010)

                                                                                                                Benarés


  
         Un pequeño homenaje a Miguel Ángel Velasco, que nos acaba de dejar.  Gran poeta mallorquín, siempre alejado de cenáculos literarios, para quien la poesía más que un oficio era un sacerdocio. Versos metafísicos de enorme musicalidad:


           
       La alegría

Diré de la alegría, aunque regresen
esas noches sin fe en las que apuramos
un vino de rencor; aquellas horas
de hosco abatimiento en que uno envidia
la vida de las bestias.
A pesar
de la anciana palabra, no hecha acaso
para decir la dicha, aunque después
la traicionemos siempre. Aunque al final
siempre haya que pagarla: no se es
feliz impunemente”.

                                                   Miguel Ángel Velasco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada