sábado, 9 de octubre de 2010

Haikus de otoño

   
       Se me ocurre inaugurar este blog literario con unos haikus, un género sagrado y sublime dentro de la poesía breve, capaz de condensar en 17 sílabas el mundo, como si se contemplara por primera vez, sus pequeños cambios, en forma de flashes o pinceladas. En la tradición oriental, la poesía es una forma de naturaleza y la naturaleza es poesía. Ambas se funden en el instante de la observación flechada por el lenguaje.

        I

Hoja de trébol:

el otoño desnuda

cuatro quimeras.

      II

Una jornada

en completo silencio.

Parpan los patos.

     III

Melancolía:

la manada de antílopes

desaparece.

     IV

Bajo los puentes

lavanderas y escarcha;

silba el barquero.

                              Verónica Aranda
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada