viernes, 31 de julio de 2015

Dos poemas de Margarida Ferra



MARGARIDA FERRA (Lisboa, 1977)


 

Nome comum: Jasmim-dos-Poetas

 

Percorria ao anoitecer os jardins 
da cidade à procura das flores
oficiais – sobem amparadas 
e perfumam com a memória 
do chá as ruas irregulares. 
Levava uma tesoura de unhas,
insuficiente e desnecessária porque
não colhia nada que fosse vivo.
Restavam-me frases livres,
páginas dobradas, cadeiras desiguais
e os pratos vazios deixados
aos gatos. 
O primeiro poema encontrei-o 
numa dessas buscas
debaixo da árvore maior,
no ferro que sustenta a copa,
preso com uma mola da roupa.
 
 
 
Nombre común: Jazmín - de – los – Poetas
Al anochecer, recorría los jardines
de la ciudad buscando las flores
 oficiales – suben amparadas
y perfuman con la memoria
del té las calles irregulares.
Llevaba un cortaúñas,
insuficiente e innecesario porque
no cortaba nada que estuviese vivo.  
Me quedaban frases sueltas,
páginas dobladas, sillas desiguales
y los platos vacíos
dejados a los gatos.
Encontré el primer poema
en una de esas búsquedas,
debajo del árbol más grande,
colgado de la copa,
con una pinza de tender.
 
 
Morada

Habitamos
uma casa quando
a sombra dos nossos gestos
fica mesmo depois
de fecharmos a porta.                                                                       
 
Morada
 
Habitamos
una casa cuando
queda la sombra de nuestros gestos
incluso después
de cerrar la puerta.
 
 
 
                                                           © Margarida Ferra
                                                           De Curso intensivo de jardinagem, 2010
                                                            © Traducción: Verónica Aranda
 
 
 
 
 

 

2 comentarios:

  1. Gracias, Karin. Sí, Margarida Ferra tiene una poesía de una gran plasticidad. Saludos

    ResponderEliminar